miércoles, 6 de abril de 2011

La ciudad de la música

Me llamo Sara y tengo 11 años. Hoy os voy a contar lo que me pasó el año pasado: Estaba jugando a la Nintendo, cuando de repente mi madre, me dijo con una sonrisa en la cara:
-Sara, te he apuntado a percusión.
-De verdad, dije yo.
-Sí, y empiezas mañana.
-Vale, gracias mamá.
Entonces fui a prepararme.
Al día siguiente, después del colegio fui a percusión, pero no empezó nada bien, había un niño que intentaba que me castigaran y al quinto día lo consiguió, pero no sabía que eso iba a cambiar mi vida.
Me quedé en la clase haciendo copias hasta que acabé dos hojas enteras. De repente el reloj empezó a dar vueltas, bueno un momento después todo daba vueltas y vueltas. Y justo antes de que me desmayara todo paró, pero la batería empezó a tocar de una manera muy rara, me acerqué a ver qué le pasaba a la batería y de repente me absorbió. Cuando me desperté pensé que todo había sido un sueño, pero no estaba en casa, estaba al lado de una fuente que echaba notas musicales. Era precioso, pero a la vez me daba miedo estar ahí. Estuve visitando toda la ciudad, buscando alguna manera de salir.
Lo raro era que no había nadie en esa ciudad. Y, al final del día conocí a la única persona que había allí.
Él me dijo que hacía un año toda la gente era feliz, pero desde que hubo terremotos todas las notas desaparecieron menos ella.
Al parecer, ella se llamaba DO, también me dijo que las otras seis notas estaban bajo tierra y sólo se podía bajar por una cueva.
Yo le dije que íbamos a bajar para salvarlas y así lo hicimos.
Abajo todo estaba oscuro, se oían unas voces al final del pasillo; caminamos hasta ver lo que había allí. Eran las seis notas, las sacamos, las subimos y tapamos la cueva.
Desde entonces quedaron libres. Me dijeron que juntas podían hacer un portal para volver al mundo y así lo hicieron y al volver vi que el tiempo no había cambiado; contemplé algo que nunca había contemplado en mi vida.

Cuento realizado por Roseline, alumna de 6º A del CP Padre Manjón de Burgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada