martes, 19 de abril de 2011

¡Torrente, que estás en los cielos!

Mis alumnos son unos fans de Torrente. Han pensado que ya que hemos recibido a un director de cine como Tom Fernández, ¿por qué no pedirle lo mismo a Santiago Segura? Así se lo dicen en este vídeo que han hecho ¡PARA QUE LE LLEGUE!
Haciendo caso a doña Díriga que nos enseña que a veces es más importante el proceso que el resultado, os cuento cómo hemos dado a luz este proyecto en poco más de un día:
1- Se llega al acuerdo en clase de que estaría bien solicitar esa visita.
2- Se encarga a Joaquín que haga el guión y se transforme en Torrente.
3- Se adjudica a Javier la edición del vídeo con la supervisión de Conchita, que es la que dice: "por aquí... por allá...".
4- Conchita graba a Joaquín (que ya tiene el guión). Se hacen varias tomas porque el protagonista considera que "la voz no está bien".
5- Al día siguiente, se edita el vídeo. Conchita y Javier enseñan a la clase los progresos; la clase opina "por qué no pones esto aquí", "le falta esto allá", "pon esta transición", "eso no nos gusta"...
6- Javier pone en imágenes lo que Conchita y los Blogmaníacos tienen en mente (y lo que él aporta de su cosecha).
7- La clase da el visto bueno, se renderiza el vídeo, se sube a Youtube, se cuelga en un post y se somete a vuestro juicio sumarísimo.

DEDICADO A DOÑA DÍRIGA, QUE TANTO NOS ENSEÑA CADA DÍA...

2 comentarios:

  1. Jajajaa, ayyy, que me da, ¡es buenísimo! Yo también soy fan de Torrente, y desde hoy también de Joaquín, ¡pedazo de crac!
    Coincido en la importancia del proceso de lo que hacemos, y no solo de los resultados, aunque en este caso es impresionante.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias, Silvia! Tus palabras le llegarán al alter ego de Torrente. Está muy contento de ver la aceptación que ha tenido su vídeo.
    Un beso.

    ResponderEliminar