martes, 24 de mayo de 2011

¡Hoy quiero ser un poco más libre!

Todavía nos quedaba por subir este vídeo sobre Román, nuestro ponente en el Taller de Cómics. Os lo dejamos para que disfrutéis del "Tercer Grado" al que le sometieron mis Blogmaníacos y oigáis en boca de Julia, una de sus poesías que más nos gustan. Está en su libro La vida de las cerillas:
LIBRE
Hoy quiero sentirme un poco más libre.

Me despojaré de despojos, 
desvestiré mis ropas, 
me despoblaré de pueblos,
y desbocaré mi boca.

Hoy quiero sentirme un poco más libre.

Me desharé de mis banderas,
me desarmaré de armas;
vaciaré los bolsillos de mis caderas
y sólo llenaré el alma.

Hoy quiero sentirme algo más libre.

Me desentenderé de ayuntamientos,
desataré mis ataduras;
olvidaré mis penas por un momento,
las livianas y las duras.
Hoy quiero sentirme un poco más libre.

Soltaré todos mis caballos, 
no seré de hombres ni naciones;
no seré sombra de rayo
ni atenderé a razones.

¡Hoy quiero sentirme mucho más libre!

Decidiré por mí todas mis decisiones, 
cavaré mi propia muerte y tumba
donde encuentre;
pero eso, para cuando no queden amores,
pues aún yo vivo, en las faldas de un puente.

¡Hoy quiero sentirme muchísimo más libre!

Seré hombre de ningún hombre,
mi piel bandera de ninguna bandera.
Seré en la carrera el último que corre,
pero el primero que llega.

¡Hoy voy a sentirme libre, libre!
¡Hoy voy a vivir solo de las ideas!
¡Hoy yo voy a ser, voy a ser ellas!
¡Y actuaré de acuerdo con ellas sin dios ni dueño!

¡Hoy voy a ser libre! ¡Libre!

¡Si no vosotros, yo sí, al menos!
¡Así pues, así dejadme!
¡En mi libertad independiente!
¡Dejadme aquí a mi suerte!
¡Que yo la elijo!
¡Es suficiente!
¡Vivid la vuestra!
¡Y yo mi suerte!

¡Hoy voy a ser un poco más libre!
¡Hoy voy a ser libre! ¡Libre! ¡LIBRE!

Román López Cabrera


1 comentario:

  1. ¡Que lección de vida!!!
    Blogmaníacos me ha emocionado veros y escuchar las respuestas de vuestro invitado.
    Esta es la realidad que necesitamos en nuestras aulas. Intentar hablar claro y desde las emociones de quienes parecía que no "harían nada" porque no eran buenos estudiantes según se entiende habitualmente...pero ¡que vida tan llena! ¿no?
    Como veis al final es siempre necesario estudiar y aparender ¡de todo! Hasta cambiar una bombona de butano o freir la chuleta.
    Well done!!!!
    Doña Díriga

    ResponderEliminar