miércoles, 23 de marzo de 2011

Sencillo


Mi autobiografía lectora es sencilla, como sencillos eran los libros que leía, una palabras capaces de emocionarme y convertir mi sueño en placidez.
Entre cuentos de hadas y de aventuras pasé mi infacia lectora, para llegar a la adolescencia de la mano de Marianela, la cual me recitó los primeros poemas que aún recuerdo, y en boca de mi madre antes de dormirme ...Margarita, esta linda la mar......, con esta época llegó el romanticismo, los clásicos....la filosofía, el ensayo....y el retorno a lo sencillo. Ahora en mis clases, los niños y la niñas hablan con palabras sencillas, que convertimos en poemas, o en relatos o en abrazos. Amo la sencillez de las palabras de los niños como amo la tibieza del sol, una gota de agua salada, y el olor de un libro.
Un abrazo.
Nieves

3 comentarios:

  1. Muy bello y sentido autorretrato; gracias por compartirlo con nosotros.
    Lo pasamos a la pestaña fija de arriba.

    ResponderEliminar
  2. No es fácil decir tanto con tan pocas palabras.
    Sencillo pero profundo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Ni mucho menos sencillo. Es la belleza de la sencillez en Emoción 2.0.
    Un placer leerlo y compartirlo.
    Muchas gracias
    Doña Díriga

    ResponderEliminar