lunes, 30 de abril de 2012

CREAMOS UN CUENTO: LA SERPIENTE PICOSA

Una de las actividades estrella de nuestra semana de las letras en la creación de un cuento colectivo en cada una de las aulas.
En el aula de 4 años A han realizado un bonito cuanto que decidieron titular "La serpiente picosa". Lo comenzaron con la maestra Silvia, y yo me encargué de terminarlo.
Espero que os guste, como se puede ver la animación escritora también debe empezar desde la infancia.

"LA HORA DEL CUENTO"


El pasado miércoles celebramos "la hora del cuento", en la que los mayores del centro les cuentan cuentos a los de infantil. Los niños de tercer ciclo, reunidos en pequeños grupos con los pequeños, contaron cuentos que ellos mismos habían inventado para el concurso de escritura o les leyeron cuentos que eligieron de nuestra biblioteca. 
El lugar de encuentro fue una de las zonas de muestro patio. En otra de las zonas los niños de segundo ciclo contaron cuentos a los de primer ciclo.
Es un momento entrañable en el que los mayores ponen en marcha todas sus competencias personales, sociales, lingüísticas. La funcionalidad de la actividad y el cariño que muestran hacia los más pequeños hace que podamos observar conductas que en otras circunstancias no podríamos observar, ya que no es lo mismo inventar un cuento que contárselo a los demás, no es lo mismo contárselo a un igual, que a un menor. Las destrezas que desarrollan para adaptarse sobre la marcha al grupito con el que se encuentran son fundamentales para su futuro.
Aunque no tengo vídeos, aquí os dejo unas fotos de la actividad.

LA HORA DEL CUENTO: SEMANA DE LAS LETRAS 2012 on PhotoPeach

Desvelamos el "Proyecto X"

Os empezamos a contar en qué consiste el Proyecto X del que os hemos hablado últimamente.  
Os dejamos las primeras fotos... Osito on PhotoPeach

domingo, 29 de abril de 2012

Proyecto "Lee para mí". Hoy nos lee...la hermana de Gloria Díaz

Nos leyó también Victoria, hermana de Gloria Díaz, antigua alumna del colegio y estudiante de Derecho. Su libro, un clásico de los cuentos, nos recuerda el escaso valor del dinero. ¡Gracias por venir, Victoria!

Se hacen eco del proyecto en...

Damos las gracias a los compañeros del foro de profes de inglés por hacerse eco del proyecto y difundirlo

Soy lo que he leído

Soy lo que he leído

Recuerdo que, cuando era un niño, una parte importante de mi distracción era la lectura. En mi casa había libros, no muchos, como correspondía a una familia humilde y sin apenas formación, pero suficientes para que ya desde pequeño considerase el libro como un objeto preciado. 

Mis padres nunca me negaron un cuento o un libro; si no lo podían comprar iba a la biblioteca del pueblo donde pasaba muchas tardes ojeando o leyendo los libros que me llamaban la atención. Desde pequeño, cada vez que viajábamos para ver a familiares lejanos, acostumbraba a comprarme cuentos troquelados o revistas de pasatiempos para distraerme en el tren. 



 Cuando crecí, los cuentos dieron paso a colecciones como Los cinco, Los tres investigadores, Los Hollister, etc. y también clásicos juveniles (colecciones como las de Anaya, el Club Joven de Bruguera o las primeras colecciones promocionales de quiosco). Seguía visitando la biblioteca y leyendo Astérix o Tintín, además de otras novelas juveniles que caían en mis manos. 


 

En esos años conocí muchas obras clásicas en forma de cómic (los ilustrados de Bruguera), lo que me animó a descubrir ese mundo justo en el comienzo de mi adolescencia: las historietas de la editorial Buru lan, El Cairo, El víbora, Zona 84, Cimoc, Creepy, Comix, 1984, Hara kiri, Totem, etc. En esa misma época me aficioné a revistas como Muy interesante o Cacumen


De aquella vorágine lectora tan desordenada surgió un interés especial por la literatura seria. Debo decir que ese interés se despertó cuando ya pasaba los veinte, así que comencé a estudiar Filología para saciar esa curiosidad por la literatura. En esos tiempos me hice un lector compulsivo, algo que todavía padezco. Empecé a apreciar a los autores grecolatinos clásicos, la grandeza de la literatura medieval, el ingenio y maestría del siglo de oro, los triunfos y fracasos de la literatura moderna y contemporánea. 
En la actualidad sigo leyendo, libros en papel, libros digitales y muchos artículos de la red, sobre todo aquellos que escriben mis buenos amigos blogueros. He hecho de la lectura y la literatura mi oficio y leer sigue siendo mi pasión. Soy lo que he leído y creo que esa es la grandeza de leer: crecer siempre acompañado de grandes maestros.

Toni Solano

sábado, 28 de abril de 2012

viernes, 27 de abril de 2012

Proyecto "Lee para mí". Hoy nos lee...el hermano de Moisés

Israel, hermano de Moisés y antiguo Blogmaníaco, nos lee su libro preferido dentro del Proyecto "Lee para mí". 19 de abril de 2012.

Facebook, lord Richard Allan emociona a los alumnos de 6º y se emociona junto a ellos

Ser maestra dicen que es una profesión pero yo no se ya , tras casi 36 años de servicio, si es una profesión o una emoción.

Creo que el día que pierda la capacidad de emocionarme, de arreglarme para mis alumnos con alguna sorpresa cada día, de contar y soñar cuentos, ese día, dejaré esto que llaman profesión.

Pues con esos años de lo que llaman servicios en mi mochila, hoy he asistido a algo entrañable, muy entrañable.

Un padre emocionado cuando la maestra de su hija le dice que los alumnos, a los que les contó su profesión, se habían interesado, motivado, emocionado, cuestionado....¡el mundo!

Esto podría no ser noticia ¡o sí? lo que es noticia es que esto le suceda, y lo comparta, a alguien que tiene motivos sociales para no acudir a la enseñanza pública, que su agenda esta mucho más que llena y que , desde luego, no le faltan reconocimientos y homenajes.

Me gusta, y siempre me ha gustado, la buena gente.
Gracias Richard porque tu sabes que nos has apoyado y sonríes cuando descubres a @elprofedice en su twitter.

Ahora toca viaje de ida y vuelta.

Traemos la parte de la clase en la que expuso , sin prepararla y al asalto de la tarde anterior, su charla.

Os animo a que los profesores de inglés, de cualquier etapa y nivel a partír de tercer ciclo, lo veais con vuestros alumnos y luego ¡¡¡¡¡comentarlo y pasarlo a este espacio!!!!
Yo prometo que se lo haré llegar a Lord Richard Allan ¡casi ná!

El inglés funcional, el inglés que emociona, el que sirve para comunicarse y participar en el mundo de facebook ¡¡¡¡os espera!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Tras este espacio "formal", nuestra biblioteca, nuestra querida biblioteca ...


Nuestros alumnos os anticipan...
Laura dice
Me gusto mucho la charla de facebook que nos dieron el martes.Smile  Antes no sabía muchas cosas del Facebook y ahora se más. Una de las cosas que mas me interesó fue lo de que ellos podían mirar el perfil de cualquier personasi estaban haciendo algo malo. Tambien me parecio interesante eso de que a veces la policia se tenia que meter si alguien acosaba a otras personas.
 Amirah nos escribe
My Opinion on the Facebook Discussion. 

   

On the talk we had on Tuesday, it's only fair to give a 

good review of it. Okay, so our topic in work wasn't really

much to do with Facebook, but I suppose fitting in the work

we are doing with it was an excellent idea. My dad

has used Facebook as an Advertising... thing... 

before, and said it wasn't bad at all. I've 

used Facebook to make pages up too, and I've got the 

same opinion to give. Facebook is very, very addictive,

hence the reason that parents complain. Because most

children spend their days, sitting in front of the Computer,

whilst on the phone. I've linked Twitter with Facebook, and

Facebook with Hotmail, so it's a large string of notifications.

I've also linked Blackberry Messenger with Twitter, so that spins

too. Having Social Networking on your phone also has it's 

flaws, for example, I had to download a separate software

for Facebook chat, as on my phone it'll only come up

as and when. And also, it's a bit glitchy sometimes

when I clear a notification, but it stays on my screen.

But that's the Phone. Probably. But also how Phones have

watermarks, like the Blackberry's say 'Sent by Blackberry

Facebook App.' and IPhone's, 'Sent by IPhone.' mark.

But then again, it's the money that link up the phones. 

And Facebook has it's options. Like the 'Sent absolutely every 

notification to you and spam your Email' thing. Same to what happens 

when you like your phone up to it. That's why I used one of

my fake Emails for Facebook. And I won't put my number down either.

It's not really the worker's fault that there are problems, 

because the problems that I'm talking about are the sort of Paedophiles

and Pervs you get. Awkward way of ending it on that note, but otherwise,

yeah. Social Networking is good, but you have to have responsibility too.    
 
 Adriana nos cuenta
Me gustó mucho porque era muy interesante y aprendi que gente puede mirar tus cosas de Facebook y chats etc. 
Me sorprendió que habia muchos trabajadores detrás del ordenador. Yo creia que no se ocupaban mucho de eso, pero hay mucha gente que trabaja para Facebook. 
Tambien me sorprendió que tenia que viajar por su trabajo. Respondió todas nuestras preguntas muy bien y con las cosas que creia que nos iba a interesar. Facebook es más seguro de lo que pensaba. 
 Le doy a la charla 10 estrellas. 

Y os recordamos el comienzo 

jueves, 26 de abril de 2012

Festival de Cine de Málaga: La tribu 2.0 en el preestreno de "Los niños salvajes"

El 25 de febrero la tribu de Malagawood asistió junto al alumnado del IES Concha Méndez Cuesta de Torremolinos como invitados al preestreno y posterior rueda de prensa de la película “Los Niños Salvajes” en el Festival de cine de Málaga, en cuya Sección Oficial compite .
los niños salvajes

La película nos impactó y convenció. La pena fue que el alumnado del Concha Méndez tuvo que volver a su centro antes de la finalización de su proyección porque hubo un problema técnico que retrasó el final 1 hora. Habíamos quedado con Patricia Ferreira la directora y los actores de la película para encontrarnos a solas con ellos pero solo una parte de la tribu pudo quedarse hasta la rueda de prensa.
La educación tema central en la rueda de prensa
Buena parte de la rueda de prensa giró en torno al tema de la educación. La directora Patricia Ferreira acompañada por los actores Marina Comas (Oky), Albert Baró (Gabi), Álex Monner (Álex), Aina Clotet (Julia) y Ana Fernández,  defendió la educación pública (con un gran aplauso de aprobación de la sala de prensa) y señaló que uno de los motivos que le llevaron a rodar la cinta fue que: “Los profesores de instituto hacen un trabajo heróico”.
El vídeo en exclusiva tomado por la Tribu en la rueda de prensa ;-) 

Además añadió “de alguna forma esta película toma partido decidido por los adolescentes, porque los adultos somos los que tenemos la sartén por el mango. Somos los que sabemos lo que ha pasado y somos los que sabemos cómo es el mundo. Somos los que tenemos la obligación de enseñarles cómo es el mundo”.
Nos contó que para la realización de la película hicieron una gran labor de documentación, durante años, que se nota en las reuniones de los claustros de profesores del instituto donde estudian los protagonistas, y en los “botellones” o los espacios que seleccionan para hacer sus grafiti.
La actriz Aina Clotet , en el papel de Julia, joven orientadora del centro al que asisten los protagonistas,  compartió con nosotros su opinión sobre el personaje y cómo había sido su preparación para ponerse en la piel de una orientadora de secundaria en este vídeo.

El cine de aulas y "Los Niños Salvajes"

Era inevitable que surgiera otro referente del cine de aulas: la película francesa "La clase". Supimos que "Los Niños Salvajes"  era un proyecto anterior a  La clase y que la directora había quedado impactada cuando pudo asistir al estreno en Cannes de la misma.  Aunque en algunos momentos nos recuerda a ella, la supera y crece en intriga y espectáculo.
En resumen, una película para uso y disfrute de la tribu en las salas y para trabajarla en el aula en distintos ámbitos  tales como: la convivencia, los valores, las relaciones padres/madres hijos/as, la violencia, la adolescencia etc. También para nosotros los/as docentes por el ejercicio de reflexión que es inevitable hacer cuando la ve un docente. En muchos momentos, el grado de identificación con las situaciones del ámbito educativo roza el género autobiográfico. Estamos seguros que muchos y muchas se verán reflejados o verán reflejos de compañeros y compañeras de sus centros.
Y aquí acaba esta crónica desde el XV Festival de Málaga de la Tribu 2.0; ahora sigamos  en las aulas :-)

Click to play this Smilebox slideshow

Proyecto "Lee para mí". Hoy nos lee...la madre de Moisés

La madre de Moisés, Isabel, ha venido con su marido y su otro hijo a hablarnos de un libro con un título más bien raro; "Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea". La verdad es que nos ha despertado la curiosidad por leerlo, ¿de eso se trataba, no? Muchas gracias, Isabel, ¡objetivo conseguido!

Autorretrato volador de Nicolasa


Creo que no estaría escribiendo este autorretrato si no me gustara mucho leer y escribir.

Crédito de la imagen
Cuando era pequeña devoraba colecciones. Los cinco, los siete secretos, los Hollister, los tres investigadores, Puk… Me encantaban las aventuras, los peligros a los que se enfrentaban, cómo hacían sus planes a escondidas de los adultos… Podía estar horas y horas leyendo. Lo que más me gustaba era despertarme los fines de semana, coger mi libro y quedarme en la cama leyendo hasta que mi madre viniera a levantarme. Estas colecciones enganchaban, y no me daba tanta pena que se acabara un libro porque ¡sabía que habría otro después! 

Casi nunca faltaron libros en casa (aunque hubo temporadas en que sí): éramos cuatro hermanos, y a todos nos regalaban 3 o 4 libros los reyes magos, y otros tantos cuando llegaban las vacaciones de verano. No es que mis padres anduvieran muy bien de dinero, pero cada mes ponían un poquito en un sobre y lo llevaban a la "librería de cabecera" y así, cuando llegaba el momento, no era tan costoso. La "librería de cabecera" estaba en el barrio, y era un sitio maravilloso, donde el librero o la librera nos conocían a todos, nos recomendaban los mejores libros infantiles y de mayores, y nos dejaban leer las primeras páginas de cada uno para que nos decidiésemos… Todavía ahora voy a veces, a buscar un libro para mí, o para mis hijos, y me dejo guiar por estas personas que han leído casi todo y saben bien lo que me puede gustar y lo que no.

También mi abuela guardaba en sus altillos muchas de las novelas que leyeron mi madre y mis tías; había más de cincuenta de una vieja colección de Editorial Juventud  (Papaíto piernas largas, El tulipán negro, Los tres mosqueteros, Corazón…), una colección de novelas de Emilio Salgari, casi todas las historias de Celia y sus amigos, la colección completa de Tarzán… Así que cuando vinieron las vacas flacas, empezaron a circular estos libros, que al principio mi abuela guardaba celosamente y que no tuvo más remedio que dejar marchar. 

Pronto algunas editoriales empezaron a publicar otro tipo de libros, con aventuras más próximas en el tiempo a nuestros días. La Galera o Alfaguara sacaban títulos con unas historias asombrosas detrás, sobre personas que se parecían a nosotras, pero en otros países a los que España había estado dando la espalda, o historias escritas por personas que por fin podían publicar en su país…. Claro, que para eso se tuvo que morir Franco… De esa época recuerdo especialmente a Miguel Hernández, el poeta, que me cultivaba (y aún lo hace) con su inverosímil forma de manejar las palabras, a Carmen Kurtz y las peripecias que hacía pasar a Óscar, a Momo de Michael Ende, o a Emili Teixidor, un mago del misterio juvenil… Qué suerte tuve de vivir esos primeros tiempos de OTRA literatura infantil y juvenil, y ¡cuánto me costó pasar a la literatura "de mayores"…! Pero poco a poco, dejándome recomendar por mi madre, que me conoce tan bien, fui entrando en esas otras aventuras, las de la vida de las personas adultas: conocerse, conocer a los otros, amarse o separarse, meterse en política o en aventuras financieras, en líos ilegales, morales, o filosóficos… Últimas tardes con Teresa, de Joan Marsé, o Cien años de soledad, de García Marquez, me mantuvieron horas y horas en la cama, pasando página tras página hasta llegar al final… Leer era algo emocionante, siempre. Era un refugio, una diversión, un escondite, un descanso… y nunca había instrucciones sobre qué sí o qué no había que leer… así que ¡doble aventura!

Crédito de la imagen
Los últimos años de instituto ya no era capaz de leer durante el curso; acababa cada día cansada, y un día, no pude hacer el pequeño esfuerzo que requiere despedirse de un libro para empezar uno nuevo… así que durante dos o tres años solo leía en vacaciones. Desde entonces, siempre he sido consciente de que el placer que se obtiene de un buen libro necesita una pequeña inversión previa, un empujoncito que no siempre somos capaces de dar. Y cuando esa limitación me ha hecho añorar suficientemente el viaje a lo desconocido que espera entre las páginas de cada libro, he encontrado de nuevo energía para embarcar… Lo mejor de leer es que es un acto libre, un ejercicio de libertad personal completa, pero solo una vez que sabes de verdad lo que es: un viaje a tu interior, y al interior de quien lo escribió, que te llena de vida.

En el pasado reciente, coincidiendo con mi dedicación a la crianza de mis hijos e hija, he leído, sobre todo, historias de mujeres, contadas casi siempre por mujeres: Almudena Grandes, Marcela Serrano, Marian Keyes, Carmen Martín Gaite, Elvira Lindo, Dulce Chacón, Ángeles Mastretta… buscando tal vez referencias, queriendo ser más y mejor mujer, esa condición que de pronto se vuelve única. Creo que una de mis favoritas fue el Altas de Geografía Humana, y la que más mi hizo sentir, y llorar, La voz dormida. A veces, me dejo aconsejar por mi hija, o por mis hijos, y leo lo que ellos leen (que es mucho y variado) pero les hago caso muchas menos veces de las que me gustaría...

A día de hoy, leo mucha menos narrativa, y mucho más ensayo. Y por circunstancias especiales, este año leo solo libros en inglés. Pero para estar a gusto necesito leer dos o tres al mismo tiempo, porque no todas las noches me apetece lo mismo. Salvo en algunos casos excepcionales, mi corazón se siente un poco abandonado cada noche cuando cojo lo que sea que esté leyendo, así que, al menos, le doy a elegir de entre varias opciones. Creo que lo que ha mantenido viva mi pasión lectora es la capacidad de emocionarme, un trabajo en equipo entre la persona que escribe y yo. La emoción intelectual, vibrar ante las ideas, los conocimientos y las reflexiones de las personas sabias sobre la vida, el universo y todo lo demás, no es comparable, para mí, con el poder que tienen las historias de hacerte volar por otras vidas, otros universos… y nada más… Ahora internet me permite estar más cerca de quienes escriben, de quienes cuentan sus historias en sus blogs, o en twitter, y la verdad, las historias de esas personas son para mí aún más emocionantes, porque a veces son ficción, y a veces no ¿quién sabe?

No me gustaría acabar sin tratar de responder a un par de preguntas: ¿qué despertó esta pasión?¿Y qué ayudó a que no se perdiera por el camino?

Creo que fue muy importante tener siempre a mano buenas historias: mi padre y mi madre se ocuparon de que esto ocurriera, y de hecho se siguen ocupando. La casa de mis padres estuvo, y está, llena de libros. No creo que les costase esfuerzo, porque ambos ya eran grandes y apasionados lectores. 

Crédito de la imagen
Otra clave creo que está en haber podido elegir y probar entre muchos estilos, géneros y formatos, y la ayuda de otras personas para encontrar siempre algo adecuado al estado de ánimo, a las ganas de esforzarse o al deseo de aprender. En las estanterías de mi casa lo mismo podías (y puedes) encontrar el Ulysse de Joyce, la colección completa de Marcial Lafuente Estefanía, De dónde vienen los niños, Mortadelo y Filemón, Yo Robot, o las obras completas de Karl Marx. Y todo eso estaba disponible. Podía pedir consejo, orientación, ideas. Pero, en esencia, aprendí acompañada a elegir lo que se ajustaba a cada momento mío, sin limitaciones y sin ansiedades por parte de nadie. Así que nunca leí El Quijote más que en una versión cómic, y sin embargo leí mil ediciones de los cuentos de los hermanos Grimm.

Pero creo que lo más importante de todo fue el deseo de mis mayores de compartir conmigo la experiencia inigualable de leer y ver el mundo a través de los libros. 

miércoles, 25 de abril de 2012

"Mundo del Libro"

MUNDO DEL LIBRO

En el árbol de los cuentos 
hay una puerta encantada 
que está abierta y esperando 
a las brujas y a las hadas.

Guarda un tesoro de libros
de historias maravillosas
que nos cuentan las hazañas
de figuras fabulosas.

Si te sientas a su sombra,
acogedora y segura,
viajarás por todo el mundo
viviendo mil aventuras…

MARÍA ALICIA ESAIN©09/03/11



Permiso Nicoletta Costa, por tu ilustración.

CONTANDO CUENTOS

En un día del libro no podían faltar los cuentos: Concurso "Contando cuentos".
 Los cuentos desarrollan la imaginación, la creatividad y al contarlos, el niño mejora su expresión oral. 
Como motivación ,esta poesía para homenajear al mundo de los cuentos.
Si queréis ver más actividades realizadas para celebrar el día del libro, podéis visitar nuestra biblioteca.

Proyecto "Lee para mí". Hoy nos lee...el padre de Moisés

Hoy se pone delante de nosotros Manuel, el padre de Moisés, que ha venido con toda la familia (su mujer y su hijo Israel) para leernos su libro favorito. ¡Gracias, familia!

Homenaje a los libros

En el blog "La Sabiduría del Corazón" de José Mª Toro, he visto este vídeo que me ha gustado mucho. Le he pedido permiso para compartirlo en nuestro blog. Disfrutadlo.

GRACIAS, José Mª.



¿Leen actualmente los estudiantes por placer?... Spot the difference (Homenaje a Antonio Mingote)




“La respuesta emocional hacia la lectura
es la primera razón para que los niños lean; y
probablemente también sea la única razón
para que no lean. (F.Smith)

“Cuando leo …camino por los senderos que imagino,
colonizo los espacios que adivino,
Y  en ellos me instalo.
presiento, intuyo y espero  ávido  el devenir,
 me hago preguntas que alimentan mi bullir,
 y respuestas  hallo”.
                                                              (Juan, 13 años)

!Hola a todos, niños, niñas y adultos! El día 23 es un día de fiesta que los humanos hemos convenido en colocar en el calendario para celebrar algo mágico, algo emocionante; algo que tiene que ver con  ese invento maravilloso que, pese a muchos, es el motor de desarrollo de nuestro pensamiento y lenguaje,  nos ayuda a imaginar, a sonreír, a emocionarnos, a volar a otros lugares, a colonizar espacios de conocimiento (como dice Juan), a  reflexionar sobre las cosas que nos rodean, e incluso  a dialogar con su autor hasta llegar a convertirlo en nuestro amigo: el libro.
¡Esa amistad surge como un chispazo!, algo así como un amor a primera vista, que consigue que cambiemos horas de hastío por horas de inefable y deliciosa compañía. ¡Cuántas veces la lectura de un libro no ha sido la encrucijada que ha cambiado el curso de la vida de una persona! decía un autor cuyo nombre no recuerdo.
Pero, tristemente, no siempre es así. Son muchas las generaciones que se pierden esa amistad enriquecedora y ese amor eterno, incluso cuando tenemos a ese amigo enfrente abierto y propenso a dicha relación. Aún recuerdo de la infancia mi afición a la lectura de narraciones como los tebeos. La situación económica familiar no podía estirarse para permitirme comprar algo que yo deseaba fervientemente. La alternativa fue crear entre amigos auténticos círculos de lectura por decisión consensuada, con préstamos regulados convenientemente. Lo más sorprendente de esta situación era que esa relación de placer por leer era vista por algunos de los maestros que tuve como una distracción de lo que, según ellos, era lo importante: memorizar los aburridos libros de texto de aquel Bachillerato que empezábamos a los 11 años. 
Con el título “¿Leen actualmente los estudiantes por placer?” la OCDE ha emitido recientemente un Informe (septiembre 2011), que analiza algunos datos del Informe Pisa 2009 http://www.pisa.oecd.org/dataoecd/53/41/49184736.pdf
Entre sus conclusiones destacan:
1.      Leer por placer diariamente está asociado a un mejor rendimiento académico. Los estudiantes que se involucran en actividades de lectura tienen un mejor rendimiento en el centro escolar.
2.      La competencia lectora es crucial para que las personas den sentido al mundo en el que viven y continúen aprendiendo a lo largo de sus vidas.
3.      Una media cercana al 40% de los estudiantes de la OCDE informó que no leían por placer.
4.      Las chicas leen por placer más que los chicos.

Pero lo que más destaca de este Informe es la afirmación de que la tendencia de dicho  entusiasmo por la lectura decrece, si se comparan los datos de la evaluación del año 2000 y la del 2009 (ver siguiente figura).
Prácticamente ese deterioro en el placer por leer se da en casi todos los países analizados, a excepción de algunos considerados como “en vías de desarrollo” (Brasil, Indonesia, Tailandia, Albania, Perú, etc.).  

Los datos PISA 2009 referidos a la lectura por placer se recogieron a partir de un cuestionario individual que abarcaba las siguientes afirmaciones:
·         Sólo leo si tengo que hacerlo
·         Leer es una de mis aficiones preferidas
·         Me gusta hablar sobre libros con otras personas
·         Me cuesta terminar los libros
·         Me encanta que me regalen libros
·         Para mí, leer es una pérdida de tiempo
·         Disfruto yendo a librerías
·         Sólo leo para obtener la información que necesito
·         No puedo sentarme tranquilo y leer durante más de unos pocos minutos
·         Me gusta dar mi opinión sobre los libros que he leído
·         Me gusta intercambiar libros con amigos

En términos porcentuales, en el gráfico siguiente observamos que en  los resultados más altos de interés por la lectura se sitúan, curiosamente de nuevo, en países con un nivel bajo de desarrollo económico (Perú, Grecia, Brasil, México, Panamá, Colombia…)

¿Por qué ocurre esto? ¿Por qué  algunas personas se aficionan a la lectura? ¿Por qué otras que pueden y saben leer eligen no leer,  como es el caso del personaje de la viñeta de Mingote?.
De otro modo,  ¿por qué alguien elige la lectura como fuente de información y placer durante toda su vida, y por el contrario  otras  personas que completan su formación universitaria raramente desarrollan hábitos lectores? ¿Cómo surge el placer por leer? ¿Qué hacer en la escuela?.

Nadie duda de la ilusión y la actitud positiva hacia el libro con la que los niños comienzan su escolaridad ¿Por qué en muchos casos ese afecto al libro languidece poco a poco? Es misión de profesores y padres lograr que ello no ocurra, y que el libro sea uno de los mejores amigos del niño y la niña.  En caso contrario, seremos responsables de la actitud hacia la lectura con la que salen de la escuela. Cuanto antes los familiaricemos con el libro, mayor expectativas de éxito tendremos en el objetivo de aficionarlos a leer.

Es urgente también luchar contra un cierto determinismo en el ámbito de las creencias, que asocia frecuentemente raza, sexo, nivel económico y educativo con diferencias en hábitos lectores. Razzano (1985), Wigfield & Asher (1984) y  Teale (1986) cuestionaron esta relación argumentando que el gusto por leer se explica muchas más veces a partir de la incidencia de factores idiosincrásicos y personales, y que suele surgir más por los efectos de decisiones concretas que se toman en contextos familiares o escolares que motivan a leer.  Aquellos contextos que tienen éxito en la creación del gusto por leer en los niños no dependen tanto del estatus socioeconómico de la escuela o la familia, cuanto de las creencias, actitudes y decisiones de los adultos responsables que pueden favorecer ese objetivo.
El placer por leer comienza en el hogar, se nutre y desarrolla en la escuela y continúa durante toda la vida. Uno sostiene que, si enseñamos a leer a un niño o niña sin fomentar una actitud positiva hacia la lectura, nos podemos encontrar con el riesgo de generar poblaciones de aletrados; es decir, de aquellos que sabiendo leer eligen no hacerlo,  como es el caso del personaje de la viñeta de Mingote reproducida más arriba. A nadie se le puede escapar que uno de los mayores fracasos que un país puede soportar, tanto económica, como culturalmente es enseñar a los niños y niñas a leer, y que éstos no lean en el futuro.

Habría que comenzar cuestionando en el medio escolar la idea muy extendida aún de que leer supone un esfuerzo casi exclusivo en tareas de decodificación letra/sonido, de reconocimiento de palabras, velocidad o precisión lectora, y  acierto en respuestas a preguntas sobre un texto concreto que exige su memorización previa.
Nuestra experiencia,  junto con la de muchos docentes más es que, inmersos en estos diseños de aprendizaje, los estudiantes suelen generar un cierto rechazo a   leer, considerando esta actividad escolar como rutinaria y mecánica. Ésa, y no otra, es la opinión del personaje de Mingote. Todo un tratado de Pedagogía moderna expresado en una viñeta. 

Efectivamente, la tragedia real de estos lectores es que muchos crecen en una cierta aversión a leer, fundamentándola en que la entienden como meramente escolar, trivial y tediosa.  Y cualquiera podemos reconocer fácilmente  la imagen de muchos alumnos y alumnas tratando de descifrar un texto escrito,  recibiendo mensajes de aprobación, o no,  casi exclusivamente por haber completado con éxito la lectura de un texto (“no te confundas”, “repite”, “fíjate bien”). Estos mensajes inevitablemente conforman  un tipo de lectores con una relación con la lectura muy dependiente, casi en exclusividad, de su nivel de competencia en sus habilidades lectoras que algunos consideran como "de nivel inferior"  desde el punto de vista cognitivo, de desciframiento y memorización.    
En las aulas, fomentar el gusto por la lectura es crea un entorno de calurosa invitación para leer, facilitando al alumnado medios y condiciones para que ello sea posible (ver figura siguiente). En consecuencia, debería disponer al menos de dos espacios para ello:
1.    Un rincón de lectura, acogedor, con asientos cómodos (hay muchos sillones en los centros escolares que no tienen mucha funcionalidad y que estarían mejor en este rincón), una sencilla alfombra y un panel, en donde el alumnado pueda exponer sus trabajos sobre libros leídos o recomendaciones específicas de
 lecturas. 
2.   Una biblioteca de aula que aloje en expositores libros variados, con la portada, visible, para  atraer la atención del alumnado.


                                 Curso 2005/2006. 3º Educación Primaria. Instituto Cañada Blanch. Londres.

Y, sobre todo, docentes que transmitan entusiasmo por lo que ellos mismo leen, procurando así implicar emocionalmente al alumnado. Por ejemplo, leer en voz alta al grupo-clase ejerce un efecto poderoso de modelado de conductas lectoras en los estudiantes, mostrándoles en la práctica cómo ler y el gusto que ello conlleva. Si deseamos que sean ávidos lectores debemos dar ejemplo (Calero, 2011).  Doña Diriga lo conoce muy bien. Es curioso observar, no sólo en los cursos iniciales, sino en los cursos superiores de Educación Primaria, el rostro de muchos niños atentos y admirados por la lectura que en esos momentos su profesor o profesora lleva a cabo.
Finalmente, la implicación de la familia en cualquier proyecto de desarrollo del interés por la lectura es esencial, sobre todo si ese proyecto se plantea como evaluable y mejorable anualmente.

Andrés Calero
@acalero1

-Calero, A. (2011) Cómo mejorar la comprensión lectora. Estrategias para lograr lectores competentes. Wolters Kluwer. Madrid.
-RAZZANO, B.W. (1985). Creating the library habit. En Library Journal, 110 (3),
 (pp:11-114)
-TEALE, W.H. (1986). Home background and young children’s literacy development.
 En W.H. Teale & E. Sulzby (eds.) Emerging Literacy: Writing and Reading (pp:173-
 206). Norwood, NJ: Ablex.
-WIGFIELD, A. y ASHER, S.R. (1984). Social and motivational influences on reading.
 En P.D. Pearson (ed.) Handbook of Reading Research (pp:423-452). White Plains. NY:
 Longman

Cuando el mundo cambia y Facebook, en persona, llega a las aulas

Comenzaré, esta entrada, con una noticia en un periódico español
















Para continuar con una noticia en inglés por aquello de ese bilingüismo monolingüe que parece haberse instaurado en la sociedad española.
Y para seguir, con la magia de la buena gente, de la gente que da su palabra ¡y la cumple! que cree en lo que hace, que sonríe y respeta a nuestros alumnos...
Ha sido tanta la magia de hoy, tanta la calidez del ambiente que se ha creado, que no haremos una única entrada...dejaremos ese CONTINUARÁ  de las series buenas, de las que nos enganchan y estamos deseando que llegue el siguiente capítulo.

Hemos pensado que la inmediatez de la noticia debía primar ante la calidad del montaje y por eso subimos tres trozos de lo que hemos podido recoger... porque no siempre la teconología juega a nuestro favor.

En días sucesivos, subiremos, otras partes, de una hora de clase, ¿de clase?,de una primera hora de clase, en sexto de Primaria, con toda una sorpresa para la tutora y los alumnos ¡e inclusive para doña Díriga!
Ella creia que iba a traer a un experto de facebook porque trabajaba con ellos.
¡Nunca pensó que esta maravilla pudiera ser realidad!
Bueno se ve que esta claro que lo suyo es soñar y dibujar sueños:-))))

Así empieza la sesión, de una tarde a la salida, a una primera hora de la mañana, con una hora de padres de un personaje que hace animación a la lectura en el SXXI...

Tras su intervención, que os pondremos otro día :-)...surgen las primeras preguntas, no sabemos su nombre, ni su trabajo, ni sus intereses...así que ¡adelante!


Luego surgen las preguntas de ...ahora preguntar como si fueráis vuestros padres, esos miedos y esas dudas que os plantean, cada día en casa.
Sonrisas y ¡a por ellas!